Secretos para que su casa sea un poquito más 'verde'


Existen algunos trucos por los cuales es posible acercar el funcionamiento de nuestra casa hacia uno más ecológico y sin necesidad de grandes transformaciones. Sin infraestructuras adicionales es posible realizar algunos trucos de ahorro energético. En la época actual el consumo de energía eléctrica ha llegado a sus mayores picos dada la enorme diversidad de componentes electrónicos que componen el paisaje de un hogar moderno. Computadoras, consolas de videojuegos, lavasecadoras, aire acondicionado, dos o más aparatos de televisión, etc.


Los españoles poseen uno de los más altos índices de consumo de energía de toda Europa, por lo cual se ven en la necesidad de idear e implementar nuevas maneras de ahorrar electricidad. Instituciones y organizaciones no gubernamentales se dan la mano en la tarea de buscar soluciones no sólo a futuo sino para aquellas viviendas que son atiguas y que su modificación total para adaptarla a las nuevas necesidades impondría costos muy elevados. De esta manera se ha buscado la manera de ahorrar energía en un inmueble relativamente antiguo sin que para ello sea necesario invertir grandes cantidades de dinero o hacer modificaciones radicales.

La mayoría de los consejos tienen como principal objetivo concientizar a las personas de que sin un poco de voluntad y cooperación de parte de ellas es imposible realizar un ahorro notable. Uno de los ejemplos más mencionados al respecto es el de la ducha y el derroche de agua que se hace cuando uno abre la ducha y deja correr el agua hasta que salga a la temperatura deseada. Se calcula que en este proceso cada vez que nos vamos a duchar se desperdician alrededor de unos tres litros de agua potable.

La sugerencia es recoger esa agua en un recipiente para poder utilizarla más tarde en la cocción de algún alimento. Es simplemente crearse un hábito de consumo responsable y de esta manera se puede ahorrar una cantidad de dinero significativa al año. Otro ejemplo de desperdicio de energía es el 'stand-by' de los aparatos electrónicos. Muchas personas piensan erróneamente que el mero hecho de que un televisor, un equipo de música u otro aparato electrónico está apagado no gasta energía, sin embargo al estar enchufado y en modo stand-by aunque el consúmo es mínimo, a lo largo de un año puede representar una cifra notable que podría sorprendernos.

Una de las maneras más fáciles de ahorrar corriente eléctrica en la casa es a través del reemplazo de todas las bombillas de luz por las fluorescentes de bajo consumo. Estas consumen muchísimo menos que las bombillas regulares.
Utilizar esfufa de gas en vez de eléctrica.
Utilizar calentadores de agua solares.
Utilizar abanico de techo en vez de aire acondicionado.
No dejar luces encendidas sin necesidad.
Todos estos consejos puede ponerlos en práctica cualquier persona y sin necesidad de hacer cambios edilicios.

Tal vez los resultados en cuanto al beneficio que esto representa para la salud de nuestro entorno no se puedan ver en el presente per son importantes a largo plazo. Además lo que sí es notable de manera rápida es la reducción en los pagos de los servicios de gas, electricidad o agua. Si se hace un esfuerzo por adoptar estas costubres y se logra ponerlas en práctica de manera permanente, el ahorro en nuestro bolsillo se hará notar de manera significativa.

AL AIRE

Programación Musical

Al aire
y al terminar

Programación musical
Mujer 1310 AM

Compartir en Pinterest

Cancelar